Bollo de mantequilla casero


Breve historia del bollo de mantequilla.

El bollo de mantequilla nació en Bilbao tras una modificación casera de la receta original de los suizos de leche, esta modificación fue realizada haya por el año 1810 en una pastelería del casco viejo de Bilbao, fue modificado para acompañar al café suizo que se servía en esa cafetería de antaño. Posteriormente este producto tras su éxito fue propagándose por el norte de España, siendo este muy consumido en Pamplona, Logroño, Burgos, Santander y por ultimo en Madrid. Como se ha indicado anteriormente el bollo de mantequilla es un pastel ideal para mojar en el café con leche así como para acompañar un té o para hacer la merienda de los niños. A simple vista los bollos de mantequilla parecen ser todos iguales pero en realidad no lo son, nuestros bollos de mantequilla se aprecian porque son realizados a diario con delicadeza por nuestro panadero en el obrador de Logroño usando ingredientes frescos y productos naturales solo así se consigue un bollo blando con una crema de mantequilla con su típico sabor suave y dulce de antaño. Posteriormente este producto tras su éxito fue propagándose por el norte de España, siendo este muy consumido en Pamplona, Logroño, Burgos, Santander.

Bollo de mantequilla casero recién elaborado en Logroño

 

Deja un comentario